16 agosto 2006

The boys are back in town (and some girls too)

Se cierran las plantillas y ya está todo a punto para el comienzo de la liga. No es la única temporada que empieza, septiembre está a la vuelta de la esquina y los traductores están afilando los teclados. Como recordatorio pongo cuando vuelven algunas de las series que sigo.

La más madrugadora de todas es Prison Break. El próximo lunes 21 de agosto Michael Scofield y los suyos vuelven a las andadas. Espero que no decaiga el nivel después de la adictiva e infartante primera temporada.

Muchas cosas quedaron en el aire. Si todo está tan bien pensado como en la temporada anterior podemos empezar a mordisquearnos las falanges cuando nos quedemos sin uñas.

El martes 5 de septiembre regresa el doctor House con el capítulo Meaning. Ya veremos que nuevas borderías le quedan en la recámara tras el gran capítulo final de la segunda temporada. He visto alguna foto promocional de esta tercera temporada y como la doctora Cameron siga adelgazando van a tener que engordarla digitalmente para que aparezca en pantalla.

Todavía no sé si seguir la serie en VO o esperar al doblaje, leer tanto término médico puede llegar a agotar un poco. Atención pregunta: ¿por qué siempre hacen la prueba de lupus si nunca nadie lo tiene?

El 18 de septiembre la familia Soprano empieza su despedida en Canal+. Teóricamente será la sexta y última temporada. Después del impresionante final de la temporada anterior el tormento de muchos personajes durante los próximos capítulos será insoportable. Todo apunta a que acabará como el rosario de la aurora pero con David Chase y su grupo de guionistas nadie puede estar seguro del destino de Tony & Co.

McNamara & Troy operan a Cindy Plumb el 19 de septiembre. La segunda temporada fue espectacular y la tercera juguetona a más no poder. Veremos qué nuevos freaks nos trae Ryan Murphy a la mesa de operaciones.

¿Encontraran los protagonistas la brújula para ordenar de nuevo sus vidas? ¿Querrán ordenarlas?

La única que merece una foto después de la decepcionante segunda temporada de Mujeres desesperadas es la infravalorada Eva Longoria. Su personaje se echó la serie a la espalda y evitó que todo se hundiera.

Una serie que empieza con un terromoto tiene muy complicado mantener el nivel, es difícil vivir de un misterio cada año si éste no es excesivamente interesante. Si además se cometen errores de bulto con algún personaje tenemos la receta para el desastre. Esperemos que recuperen el rumbo.

La pataleta por no estar nominadas a los Emys las ha hecho bajar unos puntos en mi ranking. Ese ya-no-te-ajunto es de niñas pequeñas y no de mujeres, desesperadas o no. Por cierto, vuelven el 24 de septiembre.

La sexta temporada de Las chicas Gilmore ha sido la mejor junto con la primera. El plano final de la temporada deja claro que va a haber mucha tela que cortar en Stars Hollow. Según el hombre del tiempo se aproximan tormentas localmente intensas.

Amy Sherman Palladino, la creadora, deja a su bebé en manos ajenas. Esperemos que los dos personajes más locuaces de la televisión actual no se diluyan con su partida. El martes 26 de septiembre veremos si los augurios son buenos o malos.

A lo mejor nos están tomando el pelo en Lost, tal vez no lleguemos a ninguna parte, pero no se puede negar que el viaje está siendo la mar de entretenido. La siguiente etapa empieza el 2 de octubre.

Abróchense los cinturones, no saquen las manos fuera del vehículo y disfruten de la atracción. Puede haber turbulencias y por supuesto agárrense que vienen curvas.

La única lengua capaz de retar en velocidad a los miembros de la familia Gilmore pertenece a Veronica Mars. A partir del 3 de octubre Mars Investigations vuelve a abrir sus puertas al público. Nuevos casos y nuevos problemas para Veronica mientras decide qué hacer con su vida.

Después de la complicadísima trama de la segunda temporada quedan aún hilos que atar para este tercer año. Además, con el comienzo de la vida universitaria, el universo de Veronica se expandirá un poco más.

El ejército cylon está más cerca que nunca de someter a la humanidad. El final de la segunda temporada de Galactica dejó a más de un protagonista en fuera de juego. Ya veremos si el juez de línea levanta el banderín o lo considera posicional. El 6 de octubre el comandate Adama tendrá que tomar algunas decisiones complicadas. Esperemos que acierte por el bien de la especie humana.

Y hasta aquí hemos llegado. No están todas las que son pero son todas las que están.

4 comentarios:

SisterBoy dijo...

Gasp que ganas tengo de volver a engancharme a una serie, ahorita mismo sólo estoy con la reposición de Roma y con Queer as a folk. Espero que los guionistas de Prison Break hayan trabajado bien en verano, desde luego con todas las posibilidades que ha dejado el fin de la primera temporada no se van a quedar sin comer en los siguientes veinte años.

¿La tercera temporada de Nick Tup juguetona? yo la calificaria más bien de una de las más salvajes de la joven historia de la t.v.. Tanto que sinceramente no pensaba que la serie fuera a continuar, a ver que onda tienen este año.

Deckard dijo...

Hombre la temporada es realmente salvaje por todo, pero su parte final con los nazis, los giros y contragiros de la trama del carnicero, el ingrediente secreto del Spa de Julia, etc... Me dio esa impresión de juego dentro de lo brutal que es todo.

Mucha gente quedó decepcionada con al temporada, pero con todo lo que nos han dado se puede perdonar un giro de más aquí o allí.

Tengo que añadir que adoro a dos de las mujeres de Christian: Kimber y Gina.

La chica de la tele dijo...

Gina es esa mujer que cuando aparece en la pantalla, se come a los demás con patatas. A cristian no, es la excepción, claro.
Es la típica "fea" guapísima.

SisterBoy dijo...

Dame a mi esas feas y quedense los demas con las guapas