24 octubre 2006

The best post that never was

¿A quién no se le ha ocurrido una idea para una serie mientras filosofa en el trono? A mí no, desde luego. Sin embargo, hay pilotos que deben de haber surgido de peores lugares.

Los ejecutivos o suits (si mi inglés es lo bastante bueno) son esos seres malignos de los que nos acordamos cuando cancelan nuestra serie favorita, aunque también son los que dan luz verde a las que serán nuestras series favoritas. En su trabajo existe un lado oscuro, tienen que ver pilotos y decidir si aquello merece la pena. Supongo que ver un bodrio so-bad-is-good de vez en cuando estará bien, pero si la cosa se repite a menudo te pueden entrar ganas de bombardear Wisconsin o de cancelar la primera serie que se te ocurra. A los hechos me remito.

¿Cómo variar los parámetros de la típica serie de policías? Nada mejor que matar al protagonista y hacer que se reencarne en un perro. Eso es Poochinski, poo es caca así que vemos que no van a por el Emmy. El problema de tan ingeniosa idea es que luego te hacen un perro como el gato de Sabrina (la moderna) y la cosa se despendola.


Como los perros son muy queridos podemos llegar a K-9000 que no es precisamente mil veces mejor que Superagente K-9. Aquí un policía tiene un accidente y acaba con un chip en la cabeza que le permite hablar con su perro que tiene otro (y decían los de Amena que habían inventado el dúo). Pues bien, el perro hace de teléfono móvil del policía. Toma geroma pastillas de goma.

No se vayan todavía aún hay más.

En Steel justice un policía queda traumatizado por la muerte de su hijo en una escaramuza con unos delicuentes. Lo normal. Luego resulta que su hijo se reencarna en un dinosaurio de juguete.


Si en este momento el ejecutivo no ha tirado el DVD por la ventana tendrá premio, cuando papi se mete en líos el nene se transforma en un robot gigante que escupe fuego. De dónde sale tal cantidad de hierro es algo que todavía está en estudio.


Terminator ha dado tanta pasta que lo mejor es copiarlo. Así que alguien se inventó Annhilator sin ponerse colorado, aunque parezca mentira. Unos aliens sustituyen a la gente de un avión por robots sospechosamente parecidos a terminators. Lo bueno es ver como atiza la rubia al protagonista con el brazo que se le ha soltado.


En esa línea tenemos a Scott Bakula en Infiltrator. El típico científico loco se mezcla con un proyecto militar y cuando se mosquea se convierte en algo parecido a mi padre montando el 5.1.


Pero también hay ideas descabelladas en las telecomedias. ¿Cómo repetir el éxito de La extraña pareja? Fácil, juntando dos personajes distintos sin que se note que copiamos y lo titulamos Ethel is an elephant. Sí, has leído bien. Un tipo se encuentra con una elefanta y se la lleva a vivir con él. Se nota que en Manhattan los pisos son más amplios que aquí y que el tipo no ha pensado que a lo mejor a ella le gusta estar encima.


También se te puede ocurrir copiar Cats y para que no se note puedes vestir a la gente de yo que sé... perros. A veces ser actor tiene que bajarte bastante la autoestima. El título chisposo es Una vida de perros (A dog's life).


En Wishman una malvada empresa crea genéticamente un bicharraco humanoide. Ante semejante desatino tratan de eliminarlo pero uno de los científicos se lo lleva a su casa para que lo vea su novia.

What the fuck!

La novia, Linda Hamilton, después de ver al bichejo éste decide emprender una vida de huida con su novio (¿?). No hay quién entienda a las mujeres la mayor parte del tiempo.

Para acabar nada mejor que a un clásico del imaginario colectivo, Tarzán. En Tarzán en Manhattan Tarzán se va a Manhattan (obvio) a desfacer entuertos, allí conoce a Jane que es una taxista. Mientras tanto roba coches de policía que conduce Chita con gran regocijo de alguien que desconozco.


Hay muchas cosas peores pero no me tiraré el pisto de ser un gran gurú de la televisión, así que si quieres pasar 40 minutos divertidos baja un programa que anda por ahí titulado The best TV shows that never were, está en inglés pero se entiende bastante bien y hay cosas que son inenarrables.

10 comentarios:

SisterBoy dijo...

¿Y como pude pasar el corte aquella serie del policia vampiro que sólo patrullaba de noche -como es lógico- y para no infringir la ley bebia sangre embotellada que guardaba en el congelador?

¿Y el juez que resolvia casos soltandose la coleta -que tenia convenientemente arremangada cuando vestia la toga- y marchandose a buscar a los malos montado en su harley?

¿y la del policia ciego que incluso lleva el arma reglamentaria -y además la disparaba e incluso acertaba el tiro- que creo que aún se sigue emitiendo a altas horas de la mañana antes de los anuncios de colchones hinchables?

Irene dijo...

La del juez era "L'equalitzador"?
La del ciego era "Blind justice"...

Deckard, me rindo a tus pies.

Doc Moriarty dijo...

L'Equalitzador es todo un clásico del ex de la CIA que se dedicaba a arreglar problemas con su abrigo y sus guantes de piel.

La del juez que de noche era motero se dio a llamar "Quan es fa fosc", y la primera temporada fue una coproducción norteamericano-catalana, en la que estuvo metida TV3, que se salió cuando vio que eso no había por donde cogerlo. Un tipo que había sido poli, luego abogado, luego juez y finalmente justiciero de noche. Como Cachuli pero a lo bestia.

montsinya dijo...

Hace mucho tiempo vi una película de una pandilla que se iba al centro de la tierra a hacer no sé qué. Toda la película era, básicamente, presentación de personajes y acababa con ellos en su ultra nave navegando por el nucleo terrestre dispuestos a asumir nuevas aventuras con criaturas extrañas capaces de sobrevivir a tropeciones grados de temperatura. Vaya, que estoy casi convencida de que se trataba de un piloto fallido convertido en peli de serie B para amenizar nuestras tardes de domingo.

Irene dijo...

Eso, "Quan es fa fosc", dios mío, quina emoció!!
A mi lo que más me gustaba de "L'equalitzador" era la voz de TV3 diciendo con voz de muy macho: "L'equalitzador. Aquesta nit, a TV3".

Y lo de la bella y la bestia en las cloacas de New York, ¿qué? Otro clásico de las tardes catalanas...

Deckard dijo...

Visto el éxito quizá haga una secuela con pilotos que me dejé en el tintero. Pero recomiendo encarecidamente el documental.

Curiosamente según imdb la serie del ciego Blind Justice se llamó aquí Justicia Ciega, pero la del juez motero (Dark Justice) también. Vivan las traducciones.

http://spanish.imdb.com/title/tt0101073/
http://spanish.imdb.com/title/tt0424609/

Irene creo que después de lo de Wishman cualquier cosa le valía a Linda Hamilton. Aunque siempre ha tenido buenas críticas, yo solo vi capítulos sueltos en telemadrid.

Montsinya dijo...

Eh! Que lo de NY y la bella y la bestia estaba muy bien! Con Ron Perlman, que con esa cara ya tiende a hacer de desfigurado!!!

Mr Bristow dijo...

muy buena entrada... lo que me he reido con el perro policia (no rex, que este si mola xD) y con el niño reencarnado en juguete jajaj

Doc Moriarty dijo...

Vi el documental, y flipé aún más.

Lo que más me dolió, sin embargo, fue que Scott Bakula repitiera en dos subproductos diferentes. El manager de este tipo le odia.

Deckard dijo...

Mirando por el lado bueno si no hubiera hecho esos dos bodrios a lo mejor no hubiera salido Quantum Leap. Hay que ver lo bien que me cae este hombre.